Igualmente, la mala conducta de una mascota puede esconder un problema veterinario.

La conducta de la mascota es un reflejo del bienestar general de ellos y se muestra al respirar, ladrar o maullar

Entender a tu gato o perro es esencial para cuidados preventivos continuos.
Entre más sepas del comportamiento de tu mascota más rápido podrás detectar si hay algún problema escondido en él.